● My Book Experience: Sadako & the thousand paper cranes ●

14 de abril de 2017



Bueno, me había replanteado mucho el hacer esta nueva sección en el blog porqué rara vez puedo mantener una sección sin que sea aburrido, o se acostumbren a lo mismo de siempre.
Pero se me ha ocurrido contar mi experiencia con libros que leí en mi infancia y que en su momento pensé que no serían trascendentales, pero que hoy, son parte importante de mi vida.

El primero libro del que les quiero hablar es "Sadako y las mil grullas de papel", cómo se darán cuenta por la primer palabra que aparece en el titulo, sí, es de algo relacionado a Japón. Y digamos que bastante relacionado.

181077Es la historia de una niña de 12 años que aparentemente, su vida había sido perfecta hasta el momento en donde tras una carrera en su escuela, cae desmayada. 
Todos, tanto familiares cómo amigos, estaban sorprendidos del desgaste físico que tenía Sadako en aquel momento, ya que siempre había sido una niña feliz, sana y gozaba de excelente condición física cómo para quedar desmayada por solo una simple carrera. 
Lo que pensaron que no sería nada importante, terminó siendo la trama de la historia. Sadako había sido diagnosticada con Leucemia, a causa de la radiación de la bomba en Hiroshima aquel 6 de Agosto de 1945, durante la Segunda Guerra Mundial. 
Su madre había estado ante la exposición radioactiva mientras estaba embarazada de Sadako y lamentablemente, ella; una pequeña niña, había pagado las consecuencias de un acto tan atroz. 
Es así, que al pasar de los meses, Sadako finalmente llega a ser parte del hospital donde la tratan. Y con ayuda de su familia, de sus amigos y de su esfuerzo, logra llegar a tener una enfermedad controlada. En el transcurso de su estadía en el hospital de Hiroshima, sus amigos se reúnen para contarle una leyenda antigua japonesa, que decía que si hacías mil grullas de papel, estas te recompensarían con un deseo. 
Las manos hinchadas de Sadako hicieron todo tipo de grullas con todo tipo de papeles, hasta que no pudieron más y solo llegaron a las seiscientas. Sadako falleció al tiempo con el mismo deseo con el que había ingresado al hospital. No más guerra. No más leucemia. No más llanto. No más niños llorando. No más inhumanidad. 



Cómo ven, es una historia que conmueve demasiado, personalmente a mí, que la leí en un momento de mi vida dónde por una equivocación medica, había sido diagnosticada con Leucemia. Y la historia de cómo la leí es bastante sorprendente.
Sinceramente, no recuerdo la fecha, pero se que eran meses de calor agobiante porqué el aire de mi aula estaba prendido a tope y ni aún así bastaba. Cursaba el cuarto de primaría, con aproximadamente diez años cuándo despertó la curiosidad. 
No estaba el maestro y yo ya había terminado mis deberes, así que me acerque a un estante raído y tosco que estaba en la pared junto a una ventana. Había varios libros que me llamaron la atención, pero ninguno cómo el de Sadako. Así que lo tomé, me senté en mi escritorio y leí.
Resultado de imagen para estatua de sadako sasaki
Monumento de Sadako Sasaki con grullas
que son llevadas por alumnos de
escuelas que la veneran.
Ochenta páginas se desvanecieron en menos de una hora, eso fue lo que me tomó terminarlo. 
Acababa de leer una obra de arte, algo que jamás había experimentado y algo que al tiempo volví a conocer. Tragué ese libro cómo si de agua en el desierto se tratase. Y lo disfrute cómo no tienen una idea. 
Esa fue mi primera impresión al leer.
Lloré, patalee, me cerré en mi misma tratando de cambiar el final en mi mente. Pero era imposible, Sadako había muerto. Y no había nada, absolutamente nada que pudiera cambiar ese final.
Por qué, si no lo saben, es una historia completamente real. 
Justo en una plaza de Japón, se encuentra el monumento de Sadako con mil grullas a sus pies. Tratando de cumplir el deseo que jamás se pudo cumplir.

(PD: Me sorprende a mi misma el recordar aún los nombres, las fechas e incluso, la edad de Sadako) 
Un libro que deseo con todo el corazón que alguien de los que lee mis recomendaciones lea. 
Saludos, Max. 

1 comentario:

  1. Hola!
    Pues no conocía el libro pero me has dejado con muchísimas ganas de leerlo.. muchas gracias por la recomendación!
    Un beso!

    ResponderEliminar