❶ El corazón delator - Edgar Allan Poe

13 de noviembre de 2015


Nueva sección en el blog que trata de poner bajo la lupa algunas de las obras de grandes autores a través de la historia. Con ojo critico, analizaremos parte por parte obras, ensayos y cuentos. Descubriremos metáforas y navegaremos hasta el fondo de la mente del autor para el viaje más placentero: Comprender la lectura. 




El Corazón Delator - Edgar Allan Poe

Tipo de cuento: Cuento literario.
Narrador: Primera persona.
Trama: Cerrada
Ambiente moral: muerte, paranoia, miedo, locura, nervios, desesperación.
Personajes primarios:
Viejo: ojo de buitre, adinerado y miedoso
Asesino: loco , nervioso y paranoico
Personajes secundarios: 
Policía, vecinos.
Tiempo: Temporal y atemporal.
Click aquí o en el titulo para leerlo Online. 


Esta pequeña historia comienza con un narrador en primera persona quién intenta convencer a un publico desconocido que no ha caído presa de la locura. Su ferviente devoción a demostrar que es cuerdo y que solamente tiene un "agudo sentido" nos invita a pensar lo contrario, Conforme seguimos la lectura, nos habla del miedo persistente que le causa un anciano con quien comparte vivienda. Sin darnos lujo de detalle acerca de conexiones familiares nos dice que no es el anciano en sí, que es su ojo. 
Para darnos una idea mas clara, nos alega que el mal de ojo esta presenta en aquellas personas enfermas por la perversidad que van por aquí y por allá odiando al mundo. El narrador esta firmemente convencido que este anciano, al tener el ojo de un buitre, es capaz de maldecir y arruinar la vida de quien vea directamente con aquel cristal. 
Presa del pánico y la psicosis, el narrador aún en fase de tratar de convencer al publico, alega que muchas veces ha tratado de cerrar aquel ojo pero que siempre que entra a la habitación del anciano, escucha el retumbar del los latidos de aquel, y que sin tanto esfuerzo, puede ver como ese ojo con aquel palpitar simula estar vivo. 

Nos encontramos con que aquel individuo se adentra a la habitación del anciano noche tras noche, alumbra directamente su lampara de alcohol hacía el ojo y ahí esta. Siempre alerta y siempre viendo.
Un día de aquellos, el narrador, con suma delicadeza cual cauteloso gato logra adentrarse a la habitación, donde sin mucho esfuerzo tira al anciano, quién lo reconoce y trata de mantener una riña por salvar su vida. 
El narrador termina con la vida del anciano asfixiando con el cojín de su cama, una primera muerte digna. Pero no conforme con ello, nos avisa, sigue escuchando el palpitar de aquel ojo que lo mantiene en vela día y noche. Asechando hasta en sus más íntimos sueños. 

La manera con la que el joven perpetua el crimen más atroz nos lleva a la paranoia psicológica más usada en los últimos tiempos. Con sagaz furia y descontrolada mentalidad, desmiembra al anciano para deshacerse del cadáver. Más no le da tiempo de pensar en donde esconderlo, puesto que los vecinos han escuchado un alboroto en el piso del anciano. 
Con los nervios al máximo grado de presión, nuestro protagonista realiza el modus operandi más siniestro; enterrar los restos debajo de la madera del piso. 
No pasan más de cinco minutos cuando los policías llegan a la escena del crimen, aún que, sin imaginarse que se encontrarían después. Se topan con el chico, quién antes había supuesto lo que pasaría. Los agentes entran a la vivienda, suben a las habitaciones. 
Y ahí, en medio de donde estaba el cadáver. Asesinado, desmembrado y sin una pizca de vida aún resuena el palpitar de aquel ojo que tanto ápice de cordura le ha robado al joven. 
La culpa lo presiona y finalmente él mismo se delata. 

Un cuento que solamente Poe, el rey de la psicosis, podría narrar a la perfección. 
Nos mete en una historia controversial donde nos presenta la paranoia en su máxima expresión y donde nos da un vistazo de lo que la mente humana puede distorsionar sin cordura. 
Un cuento que te destrozará los nervios sin benevolencia. 


Saludos
Max. 

8 comentarios:

  1. ¡Me encanta! Es mi relato favorito <3 Da gusto recordarlo porque hace mucho no lo leo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. No he leído el relato, pero tiene muy buena pinta. El análisis está genial.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. La verdad creo que al análisis faltaría ponerle un poco de.... ''quizá el ojo simulaba el ego del anciano y por eso el personaje no podía descansar tranquilo'' En mi opiinión, mi queridísima Maxx, puedo decirte que has elegido muy bien y yo pondría aquí un pequeño planteo:
    ¿No les daría miedo que los observara un alguien por las noches si tienes un ojo de vidrio? Realmente preocupante.
    Segundo...Podemos ver cómo, al ser un individuo extremadamente inteligente y neurótico, no le importa acabar con la vida de este hombre con tal de obedecer a esos impulsos obsesivos que tiene... Realmente terrible!!!

    Poe el rey de la psicosis, como bien dijiste.

    PD: Te espero en mi blog, he subido nuevos caps de mi novela! espero ver tus comentarios ♥♥♥

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los cuentos y relatos del gran Poe, pero este en particular no lo he leído pero si sé sobre el. Me ha encantado el análisis que haces, definitivamente tengo que leerlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Leemos muchos libros pero creo que como tu habría que acercarse a los clásicos de toda la vida para poder hablar con mucha más propiedad sobre literatura

    ResponderEliminar
  6. Creo que esta, junto con "La máscara de la muerte roja", son mis favoritas de Poe. Buenísima elección de literatura. Gracias por la entrada.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Este relato es genial, la desesperación la puedes sentir en tu piel. Me encanta. Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Este es mi relato favorito de Edgar Allan Poe, lo he leído muchas veces :)

    ResponderEliminar